23 de septiembre de 2016

RESEÑA-SEDAS DE FRANCIA


Sedas de Francia
Sandra Brown



Claire Laurent dirige una empresa de lencería fina que trabaja por correspondencia. Ha puesto muchos esfuerzos en ello y no está dispuesta a ceder ante las acusaciones de un evangelista que tacha de inmoral la confección de ciertas prendas íntimas. Un asesinato termina por complicar las cosas e introducir a un personaje, la modelo Yasmine, cuya intervención precipita la intriga. Claire se verá entonces sumida en una pesadilla de la que tendrá que librarse al precio que sea. Con varios extraordinarios best-séllers en su haber, Sandra Brown nos brinda con este libro la que quizá sea su novela más sorprendente y bien construida.


No conocía a la autora Sandra Brown, pero me habían hablado muy bien de ella. Así que me dije que tenía que leer algo suyo. Y me lancé con Sedas de Francia.  Tengo que decir que me arrepiento de no haber leído nada de ella antes, y que a partir de ahora se convierte en una de mis escritoras favoritas.
Claire no ha tenido una vida fácil. Desde pequeña ha tenido que responsabilizarse de su madre que está enferma, y sacarla adelante. Ha abierto su propio negocio, y le va viento en popa. Ha conseguido algo que ansiaba, un poco de tranquilidad y estabilidad, pero el reverendo Jackson Wilde no se lo va a poner tan fácil. Está decidido a echar por tierra su reputación, su trabajo, ya que es dueña de una tienda de lencería fina, Sedas de Francia, en Nueva Orleans, y el reverendo va en contra de todo aquello que él cree que es pecaminoso. Las acusaciones contra ella cada vez van a más, hasta que un día el reverendo aparece muerto en una habitación de hotel.
Robert Cassidy, es el ayudante del fiscal, el encargado de averiguar quién es el asesino. Muchas son las personas que podrían haberlo asesinado, entre ellas, Claire.
El personaje de Claire Laurent es el de una mujer tranquila, con paciencia, metódica, casi nunca pierde los nervios. Todo eso es una máscara que se ha puesto, para protegerse. Es fruto de la vida que ha llevado, de las piedras que ha encontrado en el camino. De pequeña intentaron separarla de su madre, y ella luchó con toda su alma por evitarlo. Es capaz de todo por proteger a los suyos.
Cassidy, es un hombre que tiene que tener todo controlado, y parece que es muy metódico. Debido a un caso que tuvo en el pasado, está decidido a ganar este, a dar con el asesino, cueste lo que cueste. Lo que no esperaba era conocer a Claire y empezar a sentir algo muy fuerte por ella. Se sentirá entre la espada y la pared, entre encontrar al asesino, incluso si es Claire, y lo que siente por ella.

- Conozco a una empleada de la sección de archivos del juzgado. Anteanoche me invitó a entrar en su casa para pasar una velada comiendo espaguetis y haciendo el amor.
Él la miró de forma penetrante, esperando una respuesta. Finalmente Claire comentó:
- Realmente no se anda con rodeos.
- Bueno, la parte de sexo iba implícita.
- Ya veo. ¿Y aceptó?
- Sí.
- Oh. ¿Y qué tal?
- Una delicia. Cubiertos de salsa roja de almejas.
Al principio ella quedó desconcertada; luego se dio cuenta de que él intentaba hacer un chiste. Ella trató de reírse, pero descubrió que la idea de que él durmiera con otra mujer no la dejaba indiferente.
- Los espaguetis estaban estupendos – añadió él-. Pero el sexo solamente así así.
- Qué decepcionado debió quedarse – comentó Claire tensa.
Él se encogió de hombros.
- Y unas pocas noches antes me acosté con mi vecina. Fue obsceno, y ni siquiera estoy seguro de cómo se llama.
Claire perdió los estribos.
- ¿Pretende impresionarme con sus hazañas sexuales? No soy un sacerdote. Yo no le he pedido una confesión.
- Sólo pensé que tal vez querría saberlo.
Con rudeza, Cassidy la atrajo hacia él y sostuvo su cabeza entre las palmas de sus manos.
- Porque estamos metidos hasta el cuello, y usted lo sabe tan bien como yo.
Acto seguido la besó.

Además en esta historia tienen un papel muy importante los personajes secundarios. Y es algo que me ha sorprendido. La autora los hace partícipes de toda la trama. Entre ellos están: Ariel, y Josh (mujer e hijo del reverendo), Andre, Alister Petrie y Yasmine, la amiga de Claire.


Sandra ha conseguido meterme de lleno en la novela desde la primera página, con esa historia de thriller con suspense y la dosis de romance. Empiezas a leerla y no puedes parar. Estoy segura de que volveré a leer más de Sandra Brown, ya que se ha convertido en una de mis autoras favoritas.

6 comentarios:

  1. ¡Hola! Le daré una oportunidad ya sabes para cuando..., tengo una gran lista. Gracias por tu reseña y un besote linda!!

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Pues la portada es preciosa y la historia tiene esos puntos que me me gustan,así que si se cruza en mi camino no descarto leerla, eso sí más adelante que ahora tengo otras a mi alrededor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que lo hayas disfrutado :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Cris!

    Tiene buena pinta, con toda la trama de misterio detrás. A ver si lo tienen en la librería.

    Un besotee!! ♥

    ResponderEliminar
  5. Es una autora que la tenía arrestada...pero antes del verano me leí de ella Maldad latente(te lo recomiendo) y ya la miro con otros ojos....Mi compañera,Pepa, tb lo reseñó en su tiempo este....ahora me lo recuerdas tu con tu opinión...osea, que me lo llevo anotado

    Besitoss

    ResponderEliminar
  6. ¡Holaa!
    Me alegro de que te haya gustado el libro, yo creo que lo voy a dejar pasar porque leyendo lo que pones creo que no me va a acabar de gustar...
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar